7 consejos para tus sesiones con fondos de papel para fotografía

¿Qué debes tener en cuenta cuando trabajes con fondos de papel para fotografía?

Fondo de papel para fotografía

Los fondos de papel o cartulina son una gran opción para tu estudio si estás empezando en esto de la fotografía profesional. La verdad es que ofrecen un buen número de ventajas innegables y a tener muy en cuenta. Por ejemplo, los rollos de papel gozan de una gran versatilidad en casi cualquier espacio, están disponibles en una larga lista de colores y resultan una pequeña inversión muy rentable para cualquier fotógrafo. Partiendo de esa base, desde Bach Import nos encantaría que te fijarás en nuestra gama de fondos de cartulina de Colorama, disponibles en 55 colores distintos, en dos medidas, y producidos con papel reciclado en un 90%.

En cada ficha de producto de nuestra web encontrarás los datos RGB del color, para que elijas el tuyo con total seguridad. También puedes solicitar una carta de colores con las muestras originales de Colorama. En cuanto al transporte, si quieres nosotros nos ocupamos de todo, te lo mandamos directamente donde tengas la sesión, sea o no tu dirección habitual.

Entrando en materia, la verdad es que, aunque los fondos de papel para fotografía son una herramienta muy popular para fotógrafos de estudio principiantes y expertos, vamos a darte algunas directrices para que saques el máximo provecho de cada sesión y no cometas errores de ningún tipo.

Fondo de papel para fotografía

Directrices para trabajar con los fondos de papel para fotografía 

1.Guarda tus rollos en un lugar lo más seco posible 

La humedad es la enemiga número uno de los rollos de papel o cartulina. Procura guardarlos en un entorno seco y sin humedad para evitar que les salgan arrugas u ondulaciones.

2. Los rollos de papel o cartulina deben guardarse siempre en vertical 

La mejor forma de almacenar los rollos de fondo de papel o cartulina es siempre en vertical. Esta posición asegura que el rollo no se sobrecargará con el paso del tiempo, deformando el núcleo interior de cartón, especialmente en el caso de los rollos más pesados y anchos. Para ello tenemos dos soportes específicos para evitarlo: el Saveroll  y el Papergrip.

3. Los fondos de Colorama están fabricados con papel reciclable y reciclado

Nunca te olvides de que el papel o la cartulina son materiales reciclables, desde Bach Import recomendamos reciclar las hojas finales en lugar de tirarlas a la basura. 

4. Pisar el papel con zapatos, mala idea 

Limpia tus zapatos o piénsalo dos veces antes de caminar sobre el papel con ellos. 

(Fuente: Roc Canals /@roccanals) (Hacer clic en el nombre para acceder a su web)--->>

Fondos de papel para fotografía

5. Intenta utilizar siempre papel nuevo y no reutilizarlo 

Usa siempre papel nuevo, no intentes reutilizarlo, el papel no tiene un coste elevado y lo mejor es que cada vez recortes el trozo usado y empieces con papel nuevo. ¡Te ahorraras muchos retoques en ordenador!

6. Utiliza expansores o pinzas para que el rollo quede frenado 

Al tener que trabajar con rollos anchos, es todo mucho más sencillo si dispones de un par de manos extra cuando tengas que enrollar o desenrollar el fondo. Otra opción es decantarte por comprar expansores , que son soportes de pared para los rollos; o pinzas, especialmente diseñadas para soportes portátiles. 

7. Experimenta con las fuentes de luz todo lo que puedas 

Fondos de papel fotográfico

El papel o la cartulina de tu fondo en color es un lienzo divertido para que pruebes distintos escenarios de iluminación. Juega con tus fuentes de luz, experimenta, diviértete, busca ángulos diferentes y conseguirás unos resultados espectaculares.

De todos modos, si necesitas más información, solo tienes que ponerte en contacto con nuestro departamento de atención y asesoramiento al cliente, para que te ofrezcamos un trato directo y personalizado. Estamos para acompañarte y ayudarte en tu carrera como fotógrafo profesional, ¡qué no se te olvide nunca!