La fotografía útil vs la fotografía artística

Los profesionales de este gremio siempre nos debatimos entre la creación artística y la “fotografía  útil" como la nombraba Oriol Maspons, fotógrafo barcelonés.

Oriol Maspons desempeñó un papel clave en la renovación del lenguaje fotográfico en España en las décadas de 1950 y 1960, primero desde el ámbito de la fotografía amateur. Maspons ingresó en 1951 en la Agrupación Fotográfica de Cataluña. En 1955 se trasladó a París, donde frecuentaba los ambientes fotográficos. Al volver a Barcelona, se hizo profesional y formó sociedad con Julio Ubiña. Se dedicó al reportaje, al retrato, a la moda y a la publicidad. Trabajó para «La Gaceta Ilustrada», «L’Oeil», «Paris-Match », «Boccaccio», «Expression», «Elle», etc. Publicó una gran cantidad de libros, entre los que destacan los editados por Lumen en la colección Palabra e Imagen: «Toreo de salón», con Julio Ubiña y textos de Camilo José Cela; «La caza de la perdiz roja», con textos de Miguel Delibes, y «Poeta en Nueva York», sobre poemas de Lorca.

Maspons ponía en valor la fotografía útil como aquella que tenía un fin más terrenal, trabajando por encargo en muchos casos y sabiendo de antemano la finalidad de esa instantánea, fuera la publicidad, o fotoreportaje como simple retrato de una época, en contra de muchos que llegaron a morir de “artitis”. Según él mismo padecían esta enfermedad aquellos que trabajaban y vivían con el único fin de ver admiradas sus obras en una exposición. 

“Las buenas fotos, como las gallinas corren libres por la calle y hay que atraparlas. Son como las setas, hay que saber buscarlas. Hay gente que encuentra muchas y gente que es incapaz de encontrar ninguna”

Recorriendo la reciente exposición del MNAC en Barcelona, hemos disfrutado de una retrospectiva que recorre más de cuatro décadas de intensa actividad en los campos del reportaje, el retrato, la moda y la publicidad, contextualizando la producción de Maspons y apoyando la investigación en la recuperación de material documental –libros, revistas, carátulas de discos, etc.–, para conocer también el destino final de las fotografías del autor.

"El soporte impreso es el lugar natural de la fotografía. La finalidad básica de la fotografia es su publicación. Es lo que yo llamo fotografia útil" 

Maspons como referente nos deja frases como ésta que leída ahora puede confundir por sus contradicciones internas. No es reflejo de la realidad actual. Aunque Maspons vivió hasta 2013 es evidente que en las últimas dos décadas la fotografía ha dado un vuelco impresionante. Ahora hemos dejado de imprimir muchas de las fotografías profesionales y "útiles", (sin nombrar aquí a las fotografías no profesionales que se pierden en el olvido de las memorias de teléfonos u ordenadores), y simplemente se imprimen las artísticas.  

Maspons veía el arte como el principal enemigo de la fotografía

“Cuando un fotógrafo ha querido hacer arte ha cogido de la pintura aquello que más molesta, como por ejemplo la idea de pieza única."

Nosotros queremos poner el énfasis en esa parte más creativa de todos y cada uno de los profesionales de este sector, por pequeño y a veces rutinario que pueda ser un encargo, en cada uno de ellos es necesario ponerle su granito de creatividad. Porque esta es nuestra razón de ser. El fotógrafo debe preocuparse de la fotografía y nosotros, desde BachImport, ser su complemento práctico para dejar que elabore su trabajo cocinando todos los elementos necesarios. 

Las fotografías que aparecen en este artículo son extraídas de la página del MNAC